Cocktail SS´17 Salvatore Ferragamo

Hace unas semanas en el Bar Rojo de la Trattoria Di Mambrino de San Isidro, tuvo lugar al lanzamiento de la nueva colección 2017 de Salvatore Ferragamo, con la presencia de la banda de Jazz Cuarteto Estepario.

Esta temporada Salvatore Ferragamo nos presenta una colección en la que los códigos más finos y las tradiciones del vestir masculino se reconfiguran para dar lujo y estilo a las realidades multifacéticas de la vida moderna.

Adoptando contrastes y contradicciones, el espíritu y la actitud del artista se confunden con la del aventurero inquieto, para ambos en la que la utilidad, formalidad y decoración son de igual importancia sensorial.

La exuberancia de los artistas primitivos de principios del siglo XX marcaron el punto de partida para la colección, evocando un sentido inherente de libertad para viajar, literal y metafóricamente, a través de las infinitas posibilidades de su caleidoscópico trabajo.

A través de la colección, el viaje es personificado por la mochila, un símbolo de escapismo y de aventura, cuya estructura resistente y detalles utilitarios se canalizan a través de abrigos, trajes y accesorios.

Paradójicamente, la artesanía principal de Ferragamo se aplica a la ropa deportiva, aportando estructura y gravita a piezas de cuero tipo papel definido por su ligereza y agilidad.

Un abrigo amarillo cítrico de dos piezas, es elevado a través de la exquisita sastrería detallada, inyectando un sentido de la obsesión de por vida del fundador Salvatore Ferragamo con la comodidad a través de la construcción.

La Formalidad se fusiona con el Futurismo mientras que el icónico zapato de hombre Ferragamo Tramezza se envuelve con un blindaje ultra moderno de cuero elástico – creando la actitud de la zapatilla de deporte – cuyas capas protectoras también forman la base de sandalias de doble construcción.

 

Se presenta la metáfora de la colección central de la mochila en lona caqui con un fleje neo-azul de gamuza, mientras que teje su camino a través de la colección, whimsical arte primitivo agrega ráfagas decorativas de color a hebillas, fulares, corbatas y camisas de seda caqui.